Lamina solar

El calor sofocante en verano, crea un problema y un coste adicional por la incidencia de los rayos solares sobre los edificios, y vehículos, que calientan su interior por la radiación directa. Las principales ventajas son: menor consumo de energía (disminuyen los gastos de climatización), se evita el deslumbramiento y la fatiga ocular, el ambiente se hace más confortable, y en el caso de los vehículos se consigue que los cristales no se disgreguen en caso de colisión, además de mantener los objetos del interior libres de miradas indiscretas. Material totalmente homologado (se entrega ficha de homologación para ITV).